film izle 2017 nakliyeciler justin tv
Hostile Work Environment Definition
post

Lugar de Trabajo Hostil

Lugar de Trabajo HostilBienvenido al episodio uno del podcast “Lugar de Trabajo Hostil” del Abogado Encubierto. En este programa, hablaremos sobre las adversidades y tribulaciones de toda clase de diferentes tipos de trabajadores quienes sufren con jefes abusivos, colegas de trabajo hostiles, alguna clase de puñalada por la espalda en el trabajo; que causa que su buen y agradable trabajo se convierta en un viaje a un circo de hostilidades.

Con nuestra economía como está ahora, el número de personas que están viviendo a través de este ambiente de trabajo hostil y acosador está creciendo. Hay herramientas legales y derechos legales que Ud. puede utilizar para defenderse en el trabajo, y este podcast es justamente sobre eso. Aún cuando Ud. sea un empleado a-voluntad sin contrato, sin representación sindical, Ud. tiene muchos derechos – derechos federales, derechos estatales – que lo pueden proteger en el trabajo. El problema es que la ley laboral se ha convertido en tal enredo bizantino de leyes, que sólo para hacer valer sus derechos, usando un poco de metáfora, Ud. tiene que bailar la extraña danza del Kabuki y contratar un abogado que cobra $250,00 por hora. Pero, la mayoría de la gente es inteligente, la mayoría puede entender sus derechos si se les explica en una charla no-legal, y eso es lo que yo hago para Uds. Uds. aprenderán cómo encontrar clases protectoras que lo protegerán, cómo luchar contra un jefe abusivo o un colega tóxico. También aprenderán cómo utilizar de lleno sus permisos protegidos y permanecer empleado aún cuando esté enfrentando dificultades de salud. Nuestros primeros episodios serán sobre 10 consejos, si Ud. se está enfrentando a un despido.

Pero antes de los 10 consejos, un poco sobre mi experiencia, El Abogado Encubierto y lo que traigo a este podcast. Antes de hacerme abogado, trabajé en Recursos Humanos para una compañía con 500 tiendas y más de 20.000 empleados. Yo era una de las personas que asesoraba al gerente de la tienda sobre cómo manejar los asuntos con los empleados todos los días. Como persona de RRHH, asesoraba tanto a gerentes como a empleados sobre cómo lidiar con el acoso sexual, cómo lidiar con la discriminación por edad, discriminación racial, cómo lidiar con empleados que se faltaban, cómo debían los empleados lidiar con jefes que parecían querer perjudicar al empleado. Fue cuando estaba trabajando en esta compañía que me convertí en una persona de referencia, al utilizar los libros legales que teníamos en la oficina de RRHH, y al tratar de encontrar las respuestas antes de llamar a los abogados.

Me hice bastante bueno en eso. Pero aún así, ocasionalmente llamábamos al abogado. ¿Saben lo que ellos decían siempre? Decían, “lo averiguaré y me comunicaré con Uds.” Un día cuando ya había escuchado esta respuesta un montón de veces, miré el teléfono y me dije, “yo podría estar en el otro extremo de esa línea. Soy bueno para encontrar respuestas en los libros”. Esa pequeña inspiración divina inició mi viaje hacia el estudio de abogacía. Pero fue un camino sinuoso. Pasé dos años obteniendo un Masterado pensando que quería ser un profesor, y luego regresé a la universidad por tres años adicionales, después de mi Título de Masterado. Desde entonces, he trabajado en dos grandes compañías diferentes durante 11 años. He sido un litigador todo el tiempo, un especialista en litigios laborales durante todo ese tiempo también. A medida que pasó el tiempo y la gente me conoció a través de los litigios, muchas compañías vinieron  a mí para pedir mi consejo, y así me desarrollé adicionalmente como asesor. Pero déjeme decirle que esto no me hace muy feliz. Las firmas legales no son diferentes de cualquier otro lugar de trabajo. También hay jefes abusivos. Para los más abusivos, la ley tiende a reunir a un montón de personas que son sumamente agresivos y que tienen un ego gigante. No es generalmente el mejor lugar donde trabajar.

Pero esa no es la razón verdadera porque estoy encubierto y que esté dando mis consejos directamente a los empleados. La verdadera razón fue la situación que vivieron mi propia hermana y mi madre. Les di mis consejos porque ellos sabían que yo era un abogado laboral. Me sentí bien al aconsejar y ayudar a estas personas que me eran más queridas que cualquier cliente que yo haya ayudado, más que cualquier compañía que yo jamás haya ayudado. Fue en ese momento aún reciente con mi hermana que me convenció que tenía que comenzar a cambiar las cosas, yo quería ayudar a las personas. Es muy difícil levantarse y cambiar de bando, y es así cómo nació el Abogado Encubierto. Yo escribí un libro, Leyes Laborales al Descubierto, el libro detalla todo mi sistema para defenderse en el trabajo no importando quién sea Ud. o dónde trabaje. A través de este podcast le proveeré los grandes rasgos de ese sistema, y lo mantendré al tanto en los cambios de la faz de la ley que sucede con tanta frecuencia en lo laboral. Nuevos casos de la Corte Suprema fueron decididos el mes pasado y en este mes. Escuchando estos podcasts, Ud. sabrá más sobre la ley laboral que su gerente o su encargado de RRHH, y el conocimiento legal es un verdadero poder.

Bueno, pero antes de entrar en el tema de la presentación de hoy, tengo un anuncio, y vamos a tener anuncios regularmente en esta parte de este programa. Con la ayuda de un talentoso programador, he estado trabajando duro en un nuevo sitio web del Abogado Encubierto que tendrá un foro, un enlace a este podcast y también a consejos, blog y enlaces a recursos útiles para la gente en todos los 50 estados. Será muy útil para cualquiera que quiera aprender más sobre sus derechos en el trabajo y cómo hacer valer sus derechos. El gran anuncio para hoy es, sin embargo, que habrá un concurso cuando se abra el foro. El concurso será para determinar quién escribe más aportes en el foro, para quien haga más aportes allí.

Habrán tres premios para los primeros tres contribuyentes de aportes. El primer premios será, no les estoy mintiendo, un 3G Apple iPhone. Ya puedo escuchar su entusiasmo. El único pero es que yo no puedo darles un contrato, Uds. tendrán que pagar por el contrato con AT&T. Sin embargo, si Uds. no lo quieren así, yo les daré el equivalente en efectivo. De hecho, probablemente será a través de una tarjeta de regalo de la tienda de iTune para que Uds. puedan ir y obtener el iPhone o algo más de valor equivalente. También, una copia del libro Leyes Laborales al Descubierto para acompañar al iPhone del primer puesto. El segundo premio, tan bueno como el otro, un iPod Shuffle y el libro Bad Boss Folio. El tercer premio para la persona que aporte más durante el mes de julio, será un certificado de regalo de iTunes y una copia del libro Bad Boss Folio. Son tres excelentes premios. A diferencia de otros concursos, Ud. no está dejando su nombre y esperando que saquen su nombre del sombrero. En este concurso Ud. tiene el control. Todo depende de Ud., si aporta más, gana. Si decide no aportar tanto, entonces no ganará los premios. Esto es un ejemplo de que trabajar duro o participar mucho, es recompensado directamente. Se publicarán estadísticas para ver cómo se ubica Ud. y quién ha aportado más. Ud. puede encontrar más información sobre el concurso en www.UndercoverLawyer.com, y comenzará el 1 de julio de 2008. Espero que participen.

Ahora nuestro segmento principal, es la historia de Randall, un empleado por hora de una universidad estatal grande. Recientemente, Randall me escribió y yo estaba tan conmovido con lo que había vivido que decidí que sería el punto focal del podcast número uno. En realidad tenía cuatro  otros temas tratando de decidir con cuál comenzar, pero la historia de Randall realmente resume lo que se trata todo esto. Randall trabajó para una universidad estatal grande, uno que Ud. reconocería, durante 15 años en el departamento de sistemas. Antes de eso, trabajó 8 años con otro empleador en computadoras. Así que él tenía 23 años de experiencia con una interrupción entre los dos trabajos. Esto le indica que él es un empleado  competente y estable. Además, el empleador actual, la universidad, gastó literalmente cientos de miles de dólares entrenando a Randall, le proporcionó equipos, le dio todo lo que necesitaba para ser exitoso. Y lo fue, recibió buenas recomendaciones, le aumentaron el sueldo y escaló los niveles hasta que fue una de las personas líderes en informática de la universidad. Pero entonces Randall tuvo un nuevo jefe, y el nuevo jefe tenía nuevas maneras de hacer las cosas. Parecía que pensaba que iba a probarse así mismo cambiando la manera en que se hacían las cosas en informática, y era a su manera o fuera. Bueno, Randall era un empleado a-voluntad.

A-voluntad, si Ud. no está familiarizado con el término, básicamente significa a-capricho. Es el punto de partida para toda relación de empleo en Norteamérica. Si Ud. no tiene un contrato con su empleador que promete que sólo puede ser despedido por causa justa o una buena causa, entonces Ud. es un empleado a-voluntad, igual que lo fue Randall. Así que él está dándose de cabezas con su supervisor. Un día lo llamaron a RRHH, la persona encargada pone una carta en su escritorio. La carta sólo tiene un párrafo y detalla una notificación de permiso administrativo de 30 días, eso es un lenguaje hermoso. Por hermoso quiero decir que es repugnante – Randal estaba siendo “no-retenido”. En esencia, la notificación de permiso de 30 días era una nota de despido de 30 días, no pudiendo asistir a la universidad por 30 días pero estaba en llamada durante ese tiempo. En esa reunión, donde por primera vez se enteró de todo esto, el encargado de RRHH le quitó su buscapersonas, su celular, sus llaves, su pase de seguridad, su tarjeta de identificación y le dijo que saliera del área de la universidad de inmediato.

Randall fue a ver a un abogado, y el abogado sólo le dijo, “Ud. es un empleado a-voluntad, no hay nada que yo pueda hacer por Ud.” Ese es el tipo de consejos que me vuelve loco porque casi siempre hay algo que uno puede hacer por ellos. Como un empleado de 15 años, a Randall sólo le faltaban 5 años, 75% en su camino a la jubilación. Recuerden que mencioné que aún algunos contratos sindicales permiten empleos a-voluntad, no negocian formalmente un cambio a la causa-justa, Randall era uno de esos. Así que él tenía sindicato, pero aún así era una situación de a-voluntad. Entonces él utilizó al sindicato para quejarse del despido, y eso duró nueve largos meses. Al final, el árbitro de hecho dijo que la universidad debería reincorporarlo, pero como era a-voluntad, no era un arbitraje vinculante. La universidad sólo dijo, “No, nosotros no lo vamos a hacer”. Lo más que el jefe de Randall dijo alguna vez sobre por qué decidieron despedir a Randall y no fue re-contratado, fue algo así como, “yo no creo que él pueda realmente cambiar”. Para mí, eso insinúa una discriminación de edad, y estaría sorprendido si es que allí no hay más de esto en este caso.

Randall comenzó a buscar trabajo en su campo, pero no eran tiempos buenos. Finalmente encontró un trabajo de baja paga que ni siquiera era en su campo. Terminó utilizando el dinero de su pensión y de su bolsillo para tratar de sobrevivir, y eso fue hace cuatro años atrás. Durante este tiempo Randall tuvo – escuchen esto – 75 entrevistas. Él no estaba allí sentado, viviendo de su dinero o quemando su pensión de jubilación. Él estaba tratando de encontrar trabajo, en la calle. Hacía trabajos de baja paga, trabajaba para los amigos, cualquier cosa tratando de generar ingresos mientras buscaba un trabajo de verdad. Pero con tantas entrevistas, y entrevistas que parecían ir bien, Randall comenzó a sospechar de lo que su ex-empleador estaría diciendo durante la revisión de referencias, y esto no puede ser verificado. Pero 75 entrevistas, esto dice algo por sí solo, cuando todo parece marchar bien y en el último momento, alguien desiste de contratarlo.

Pero Randall es un luchador. A pesar de todo esto, él continuó buscando, siguió y encontró otro trabajo en la tecnología de informática en una universidad en marzo de este año. Su meta era reponer su fondo de jubilación, todo el dinero que utilizó para pagar la diferencia entre su trabajo de bajo pago y lo que él y su familia necesitaban para vivir, ahora que tenía trabajo. Pero lo triste es que está comenzando a suceder nuevamente. A Randall lo aparearon con alguien quien está acostumbrado a trabajar solo y no quiere la ayuda de Randall, y siente que el hecho que le hayan asignado a Randall para que trabaje con él, es un insulto a su habilidad para ayudar a todos en sus necesidades en la computación.

Resulta ser que, esta persona que con quien hace el par es un conocido en el departamento como una especie de imbécil residente. Hay un aporte en el sitio web del Abogado Encubierto que titula, “¿Está Ud. siendo abusado en el trabajo?”, y tenía unas preguntas para identificar si Ud. está siendo abusado. Fue este aporte que impulsó a Randall a contactarme y a contar su historia, porque muchas de esas preguntas hacían eco de su propia situación. Yo pondré un enlace a ese aporte en las notas del programa si le interesa verlo. Pero he aquí algunas de ellas. Ahora en su actual trabajo, a tres meses de un período de prueba de seis meses, él tiene que superar sólo tres meses más – pero ahora mismo, Randall se siente físicamente enfermo la noche antes que comience la semana de trabajo, pues tienen a este colega de trabajo, no su jefe sino un colega que lo insulta, trata de humillarlo delante de otras personas. Si Randall comete algún inocente error, en vez de tomar nota y hacerle ver el error a Randall, él lo deja pasar a propósito para que Randall se vea mal, y por supuesto Randall no  hace eso con él. Entonces, estas cosas suceden una y otra vez como dándole martillazos insistentemente, en vez de advertirle para que sea una manera de mejorar. Es una manera de hacerlo grande constantemente, sólo para insultarlo.

El mismo colega trata de programar reuniones cuando bien sabe que Randall no estará disponible, y luego trata de acreditarse los logros que en realidad son de Randall. Luego aunque él trabaja en un cubículo al lado del de Randall, propaga historias rumorosas, y hasta mentiras a otros colegas de trabajos allí, cuando Randall puede escucharlo estando en su propio cubículo a su lado. ¿Así que a qué clase de vida familiar lleva todo esto? No sorprende que cuando Randall no está en el trabajo se siente exhausto y sin ganas, no puede dejar de pensar obsesivamente en el trabajo, tratando de encontrar una solución. Ese debería ser el tiempo dedicado a la familia, recargarse para el trabajo y otras actividades, en vez de estar obsesionado negativamente y pensando en cómo salvarse de esa situación.

Yo tendré muchas cosas para contarles sobre cómo lidiar con un jefe abusivo o un colega de trabajo abusivo en futuros episodios. Pero por ahora, déjeme decirles que lo que Randall necesita hacer es incluirse en una clase protegida y luego utilizar ese estatus, un estatus legalmente protegido, para escudarse de los colegas de trabajo y de las acciones laborales negativas; que significa, acabarlo emocionalmente, o en el peor de los casos reducirlo, darle el peor horario posible. Utilizar esa clase protegida para escudarse de esas cosas que son dirigidas a él por sus colegas o por algún supervisor quienes están creyendo las mentiras que dice ese imbécil.

Ahora voy a tratar de mantener este podcast dentro de los 20 minutos, y ya estamos más o menos en ese tiempo. Así que no voy a seguir hablando de las clases protegidas y cómo ponerse esa armadura en este podcast. Pero, si Ud. no quiere esperar por el próximo, Ud. puede ir al sitio web del Abogado Encubierto, y allí encontrará un lugar donde registrarse para recibir vía email un mini curso gratuito. No es sólo un curso pero más bien mi lista de email, y Ud. recibirá siete emails en el transcurso de los primeros 10 días aproximadamente. Luego recibirá un email mío cada dos semanas, sólo para mantenerlo informado, cuando hay un nuevo aporte, cuando hay un nuevo podcast. Los primeros siete emails, el mini curso, habla extensamente sobre cómo envolverse en la protección de una clase protegida. Pero si Ud. está realmente en una situación de urgencia, adquiera el libro Bad Boss Folio o Las Leyes Laborales al Descubierto. Si Ud. cree que necesita mucha más ayuda que el mini curso por email le puede proporcionar durante un período de 10 días, entonces necesita el libro. El enlace para los libros también está en el sitio web del Abogado Encubierto.

No voy a extenderme en charlas de ventas aquí. Pienso obviamente que el libro es bueno y de mucha utilidad porque yo lo escribí, y ya ha ayudado a las personas que me envían emails de agradecimiento. Espero tener algunas de esas entrevistas en el programa, no para que digan “compren el libro”, pero para que puedan contar sus historias. Creo que ayuda a las personas saber que no están solas cuando experimentan lo que básicamente es una tortura sicológica, de las manos de esos jefes idiotas o colegas, no hay límites. Hay maneras de pelear, escucharemos de la gente que lo han hecho y han ganado, para saber que hay una manera de salir de esto, que Ud. no está atrapado. Este es el principal mensaje en este podcast que quiero transmitir a todos Uds. Vamos a revisar juntos y Uds. aprenderán mucho del mismo material que está en el libro, si Uds. tienen la paciencia de esperar que salgan los podcasts y los blogs.

Bueno entonces, este es el Abogado Encubierto. Ud. puede esperar el próximo episodio en aproximadamente dos semanas. Gracias por escuchar al programa. Si le ha gustado o le ha sido útil, les agradecería que vayan a iTunes y se suscriban vía RSS o que me escriban algunos aportes, y qué piensan del programa.

– Fin –

Be Sociable, Share!

Speak Your Mind

*